El derecho de desistimiento


La contratación de productos y servicios online cuenta con una regulación legal que sienta las bases de las relaciones entre el empresario (vendedor) y el adquirente (consumidor). Dicha regulación se encuentra principalmente en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto Refundido de la Lay para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (TRLDCU). Entre las distintas obligaciones y derechos, cabe destacar un derecho de vital importancia para el consumidor que contrata online, el denominado derecho de desistimiento.



¿Qué es el derecho de desistimiento?


El derecho de desistimiento es la facultad que tiene el consumidor de dejar sin efecto el contrato celebrado, notificándoselo a la otra parte en el plazo establecido, sin necesidad de justificar la decisión y sin penalización. Se trata de un derecho irrenunciable. El empresario tiene la obligación de informar al consumidor sobre la forma de ejercerlo, el plazo y mecanismos para que pueda llevarlo a cabo.



Plazo y formas de ejercer el derecho de desistimiento


El consumidor que quiera hacer valer el derecho de desistimiento cuenta con un plazo máximo de 14 días desde la entrega del producto o servicio contratado. No obstante, dicho plazo puede ser mejorado por el vendedor.


Para que conste debidamente, se debe comunicar al vendedor por un medio fehaciente la voluntad de desistir. Es aconsejable acudir a la web del establecimiento, pues además de constar los datos de contacto, puede establecer un cauce específico e incluso proporcionar un formulario a cumplimentar y enviar. En caso de no existir dicho cauce específico, habrá que contactar con la empresa vía mail, exponiendo que se quiere ejercer el desistimiento y consignando los siguientes datos:


  • Identificación del comprador

  • Número de pedido (si lo tenemos)

  • Fecha de entrega

  • Lugar de entrega



¿Puedo desistir de un producto adquirido en rebajas?


En este punto, debemos hacer una matización:

Los productos adquiridos en época de rebajas también están sujetos a desistimiento, es decir, el consumidor cuenta con 14 días para desistir de la compra. No obstante, no es equiparable con la compra de productos rebajados por presentar una tara. En éste caso, y siempre que el empresario informe debidamente al consumidor del desperfecto, no será posible ejercer el derecho de desistimiento, pues es plenamente consciente del estado del artículo y que el precio ha sido minorado por dicho defecto.



Excepciones al derecho de desistimiento


El artículo 103 del TRLDCU establece las circunstancias en las que no cabe derecho de desistimiento por el consumidor. Entre ellas cabe citar las siguientes: los bienes confeccionados conforme a las especificaciones del consumidor o claramente personalizados; bienes que desprecintados no son aptos por razones de salud e higiene; las grabaciones sonoras, de vídeo o de programas informáticos precintados que hayan sido desprecintados, los contratos celebrados mediante subastas públicas, etc.



Consecuencias del derecho de desistimiento


El contrato celebrado se deja sin efecto, lo que conlleva que ambas partes se restituyan las prestaciones: el consumidor entregará el producto y el empresario restituirá el dinero recibido.

En cuanto al plazo, la Ley establece un plazo máximo de 14 días para que el consumidor reciba el precio abonado. No obstante, debemos tener en cuenta que existen circunstancias que no permitirán la devolución de la totalidad de lo abonado. Por ejemplo: si se optó por envío urgente, ese gasto adicional no lo ha de soportar el empresario.



Si necesita más información sobre el derecho de desistimiento, no dude en concertar cita de asesoramiento.


Infórmese de sus derechos y proteja sus intereses.



María Pérez Cobos

Abogada




25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo